June 20, 2016 by cienciascannabis in Eventos, Noticias 0 comments 6516 tags: , , ,

Por Rienzi Figueroa V.

En el marco del segundo taller en Cannabis Medicinal, organizado por La Fundación Ciencias para la Cannabis, se realizó el pasado miércoles 15 de junio la cuarta charla informativa, gratuita y abierta a la comunidad, titulada como ‘Trastornos Neurológicos’, dictada por el Doctor en Ciencias Biológicas y director científico de la Fundación, Fernando Sepúlveda (33). La actividad se llevó a cabo en las dependencias del sindicato de Trabajadores de ENAP Petrox, al cual acudieron más de 100 asistentes, entre jóvenes y adultos mayores.

A juicio de sus organizadores, la charla tuvo por finalidad exponer, conversar y discutir acerca de los posibles usos terapéuticos que posee la planta de cannabis en distintos trastornos neurológicos, centrándose en los siguientes: la epilepsia, el autismo, la ansiedad y el estrés, la fibromialgia, y el Alzheimer.

Trastornos neurológicos

El Doctor Sepúlveda comenzó la charla explicando qué es y la importancia que posee el Sistema Endocannabinoide (eCB) en nuestro organismo. “Es un sistema de comunicación celular, el cual es fundamental para la realización de la homeostasis (equilibrio) del cuerpo”. A juicio de Sepúlveda, el sistema eCB posee muchos receptores, entre los cuales destacan el CB1 y CB2 los que reaccionan con el cannabis, afectando (inhibiendo o estimulando) la comunicación neuronal.

Al exponer sobre el tema de la Epilepsia, Sepúlveda argumentó que una persona con epilepsia, tienen menos receptores CB1, por lo que se podría inferir que la ausencia de CB1 sería la causa del desorden neuronal de los epilépticos. Además, agregó que, “se puede desprender de ésta terapia, que utilizar cannabis puede disminuir los ataques neuronales”.

Además, el expositor explicó que el tratamiento con cannabis le funciona a gran parte de los pacientes que se someten a éste. Sin embargo, existe un pequeño porcentaje al cual el tratamiento le aumenta las convulsiones. A juicio del expositor esto se debe a que no usan la cantidad correcta. “Al consumir cannabis en pequeñas cantidades, las primeras neuronas que se inhiben, son las neuronas inhibitorias, lo que da por resultado un efecto ‘excitatorio’, contrario al ‘inhibitorio’ que es lo que se busca”.

En lo referente al tema del Autismo, Sepúlveda aseveró que no existe ensayo clínico que haya investigado el cómo se disminuye el autismo con el cannabis, sin embargo, de alguna forma el cannabis es una herramienta que serviría para aumentar la conexión de ésta personas con su entorno. Esto, debido a que el cannabis modula el sistema eCB, el que inhibe a las neuronas, lo que influiría en el pensamiento, y por ende en la conducta de las personas autismo.

En alusión a la Ansiedad y al estrés, el doctor manifestó que el hipocampo y corteza cerebral, son las zonas sensibles al estrés, “y estas pueden ser moduladas con bajas concentraciones de cannabis”, indicó. Además, declaró que la ansiedad es necesaria, si ésta dura un tiempo determinado. En tanto, si la ansiedad es prolongada en el tiempo, la persona sufre daños neuronales severos, los que traen consigo alteraciones en la conducta.

En lo que concierne a la Fibromialgia, Fernando dijo que ésta se caracteriza por presentar una sensibilización central que se traduce en Dolor constante. “La idea es que, por medio del cannabis los pacientes con fibromialgia puedan procesar el dolor de manera diferente, disminuyéndolo.”.

La última patología neurológica que repasó el académico de la UdeC , fue el Alzheimer. Frente a esto, dilucidó que es una enfermedad que comienza a temprana edad. Se inicia producto de una acumulación de la proteína Aβ en el cerebro, produciendo inflamaciones, alteraciones neuronales, hasta llegar a matar a las neuronas, lo que trae como consecuencia serios problemas motores, y hasta demencia senil.

Por último, añadió concejos para evitar el Alzheimer. “Para eso hay que evitar estar estresado emocionalmente, dejar el azúcar, hacer deporte (…) llevar una buena dieta. Además, se puede especular que el consumir pequeñas dosis de cannabis y de alcohol, ayudaría a controlar un posible Alzheimer”, sentenció.

Recomendaciones generales

Además, Sepúlveda aclaró ciertas diferencias que hay en el consumo de cannabis para fines medicinales. “En primera instancia, hay la diferencia entre el tipo de cannabis, ya que básicamente se dividen en dos: sativa e índica, de las cuales se subdividen una gran cantidad de razas.
También, la forma en la que se consume, vía oral (a través de alimentos, cómo leche o galletas), vía inhalada (fumada o vaporizada), o vía tópica (por medio de cremas o aceites)
”.

Así también, comentó las diferencias en las cantidades que se va a consumir para las distintas patologías. “En el caso de los dolores e inflamaciones se necesita de pocas cantidades, para la epilepsia y cáncer en estados iniciales, se requiere de dosis medias, y cuando se trata de cáncer terminal y epilepsias refractarias, se debe administrar grandes dosis”,

Para finalizar Sepúlveda mencionó que la forma más segura de iniciar un tratamiento con cannabis, es individualizando la terapia. De esta forma se tiene que ir probando con distintas razas, variando las cantidades, para así lograr los efectos deseados.

Referencias

  • Di Marzo V., Stella N., Zimmer A. (2015). Endocannabinoid signalling and the deteriorating brain. Nat. Rev. Neurosci. 16, 30–42. 10.1038/nrn3876
  •  Small, E. 2015. Evolution and classification of Cannabis sativa (marijuana, hemp) in relation to human utilization. Botanical Reviews 81(3): 189-294.
  •  Pertwee, R.G. ed., 2014. Handbook of cannabis. Oxford University Press, USA.
  •  Ludányi, A., Erőss, L., Czirják, S., Vajda, J., Halász, P., Watanabe, M., Palkovits, M., Maglóczky, Z., Freund, T.F. and Katona, I., 2008. Downregulation of the CB1 cannabinoid receptor and related molecular elements of the endocannabinoid system in epileptic human hippocampus. The Journal of neuroscience, 28(12), pp.2976-2990.
  •  Porter, B.E. and Jacobson, C., 2013. Report of a parent survey of cannabidiol-enriched cannabis use in pediatric treatment-resistant epilepsy. Epilepsy & Behavior, 29(3), pp.574-577.
  •  Hussain, S.A., Zhou, R., Jacobson, C., Weng, J., Cheng, E., Lay, J., Hung, P., Lerner, J.T. and Sankar, R., 2015. Perceived efficacy of cannabidiol-enriched cannabis extracts for treatment of pediatric epilepsy: a potential role for infantile spasms and Lennox–Gastaut syndrome. Epilepsy & Behavior, 47, pp.138-141.
  •  Press, C.A., Knupp, K.G. and Chapman, K.E., 2015. Parental reporting of response to oral cannabis extracts for treatment of refractory epilepsy. Epilepsy & Behavior, 45, pp.49-52.
  •  Kerr, D.M., Downey, L., Conboy, M., Finn, D.P. and Roche, M., 2013. Alterations in the endocannabinoid system in the rat valproic acid model of autism. Behavioural brain research, 249, pp.124-132.
  •  Russo, E.B., 2008. Clinical Endocannabinoid Deficiency (CECD). Neuroendocrinology Letters, 29(2).
  •  Hardy, J. and Selkoe, D.J., 2002. The amyloid hypothesis of Alzheimer’s disease: progress and problems on the road to therapeutics. Science, 297(5580), pp.353-356.

Sorry, the comment form is closed at this time.